huevos

¡Qué huevos que tienen!

Hace unos días, Argentina ganó la serie a Chile 3 a 2 y de esta manera dio un paso más para volver a la serie mundial de la Copa Davis, el torneo más “futbolero” del mundo del Tenis.
Fueron días de mucha tensión debido a diferentes motivos.

Una serie de derrotas
Luego de que Argentina ganara la Copa Davis en 2016 y se consagrara campeona mundial gracias a Juan Martín del Potro y a Federico Delbonis, el equipo perdió el primer partido del nuevo torneo en 2017. Luego perdió el repechaje en septiembre de ese año.
El equipo quedó de esta manera en zona de “descenso”.

Un torneo diferente
Hay quienes dicen que este prestigioso torneo que se disputa desde el año 1900 es el equivalente en Tenis al popular Mundial de Fútbol.
Es el momento en el que este deporte, asociado a prácticas más bien “elitistas”, adquiere elementos de deporte popular y acepta dichos, cantos y situaciones que habitualmente no se presentarían.
El Tenis es individualista: en todos los demás torneos, los tenistas se representan a sí mismos y adquieren puntos en el Ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (Ranking ATP). Pero en la Davis, torneo en el que no suman puntos, conforman equipos y representan a un país o estado.
Es el torneo en el que estos deportistas viven el sentimiento de pertenecer a un equipo y de representar a una región, por lo que suelen mezclarse las cosas y los ánimos se ponen intensos…

Un partido polémico
Argentina y Chile son recordados como los protagonistas de uno de los mayores escándalos de esta copa.
La serie que jugaron en Santiago de Chile en el año 2000, conocida como “la tarde de los sillazos”, era también un repechaje para ver quién se enfrentaba con otro equipo y participaba de la serie mundial.

Unos días antes la selección de Fútbol de Argentina había vencido a la selección de Chile y se esperaba que los tenistas chilenos ganaran en “venganza”.
Ya desde el comienzo, todo fue tenso: el himno argentino fue silbado; una marca de cerveza auspiciaba el partido así que regalaba cerveza gratis a un público que había colmado el lugar.
El parque de juego no estaba terminado, por lo que habían dejado unas sillas desatornilladas que separaban al público de los jugadores.
Marcelo “Chino” Ríos, máxima figura del equipo chileno, comenzó ganando. En el segundo encuentro, en el que se enfrentaron Massú y Zabaleta, se le restaron cuatro puntos al chileno por el mal comportamiento de la hinchada. Habían empezado a arrojar cosas, lo que causó que el jugador argentino se enojara y se enfrentara con el “alcanza pelotas”, que había escondido un proyectil que lanzaron.
Luego empezó el vergonzoso incidente en el que el público arrojó las sillas a la cancha y los jugadores argentinos debieron huir custodiados por carabineros. El padre de Zabaleta recibió un sillazo en la cabeza y fue herido.
Se suspendió el partido y se propuso continuarlo al día siguiente a puertas cerradas, pero Argentina no aceptó. Los jugadores estaban desmoralizados y abatidos. El encuentro se le dio a favor de Chile. Y desde ese entonces, los equipos no volvieron a enfrentarse por esta copa.

Rivales, no enemigos
Por suerte, en esta ocasión en San Juan, se vivió un buen clima. Hubo público chileno y ningún incidente. La campaña para mantener lazos amistosos fue exitosa.

Quizás el único que no lo entendió de entrada fue el “Chino” Ríos, que días antes del
enfrentamiento agitó las aguas a través de su Twitter: “A pesar de no poder estar ahí que me muero de ganas les deseo lo mejor al equipo de Copa Davis y nos toca romperle el culo ahora en tenis. Vamos equipo suerte”.

El exdeportista demostró tener huevos al felicitar a Argentina por el triunfo. Desde Argentina te agradecemos, Chino.

tenis

One thought on “¡Qué huevos que tienen!

  1. Muy buena la nota! Para contribuir un poco, quiero agregar que estuve mirando el partido, y si bien no hubieron sillazos (por suerte) si se cantó bastante haciendo alusión a que Chile no va al mundial, dandole, tal cual decis vos, un tono mas bien de cancha a la cuestion.
    Es que somos un pueblo futbolero hasta cuando la pelota en cuestion es amarilla y chiquitita.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

wp-puzzle.com logo