video

La injusticia siempre fue humana

Hay un mito en zona Sur que cuenta que en 1969, un árbitro, durante un partido en un Torneo de la “B”, cobró penal o falta en contra del equipo local, el club “Los Andes” de Lomas de Zamora. Debido al poco control policial, la barra brava entró a la cancha y el pobre árbitro, con su uniforme, terminó corriendo una maratón por la avenida Pavón, perseguido por los hinchas, hasta que pudo subirse a un colectivo que pasaba por ahí.

Nunca pude encontrar datos que confirmaran esto más allá de la memoria de mi papá o de mis tíos.

Si tenemos la tecnología, ¿por qué no usarla?
El comunicado hace unos días de que el 16 de marzo la FIFA aprobará oficialmente el uso de “Árbitros asistentes de video” o, más conocido por su nombre y siglas en inglés, “Video assistant referee” (VAR), en el Mundial de Fútbol de Rusia, ha generado voces a favor y voces en contra.

¿En qué consiste el “VAR”?
Son cámaras que retransmiten el partido a un grupo de cuatro árbitros asistentes. Se puede utilizar sólo para estas situaciones puntuales: cuando se trata de la validez de un gol, para confirmar si debe ser sancionado un  jugador o no, para cobrar o no un penal y para verificar una sanción a un jugador equivocado.

La supuesta objetividad de la tecnología
Para aquellos que creen que de esta manera se desautoriza la decisión humana, hay que agregar que es el árbitro quien decide si se debe pedir “asistencia” al VAR. Y en este caso, han habido decisiones polémicas en varios torneos, incluso con clubes de Argentina.

Puede darse el caso de que los cuatros asistentes avisen al árbitro del partido que ha habido una jugada dudosa. Será nuevamente este último quien decida aceptar o no el consejo. Más allá de las repeticiones, el ojo humano no puede escapar de la subjetividad que lo caracteriza y puede mantener la decisión tomada.

¿A quién le gusta equivocarse?
Y más a nivel mundial.
Por suerte, habrá seminarios para que los árbitros candidatos a dirigir el Mundial de Fútbol puedan entenderse con este nuevo sistema. Y resolver situaciones en el menor tiempo posible. Varias de las críticas consisten en la cantidad de tiempo que se pierde en la repetición y la pérdida de la espontaneidad del juego.

¿Queremos esto?
Dicen que el uso del VAR aminorará los errores y sobre todo las injusticias. Y que será una defensa para los árbitros… ¿le habría servido al pobre réferi maratonista?

También hay quienes no quisieran que el uso del VAR se extendiera a la vida cotidiana y se cumpliera así la pesadilla de que estamos siendo controlados todo el tiempo. Imaginen si pudiéramos pedir una revisión cuando tenemos una discusión del estilo “Vos dijiste que…” o “¿Vos lx estabas mirando?”.

Con este sistema, por ejemplo, probablemente no se hubiera cobrado el penalcito a favor de Alemania en la Copa de Italia en 1990 y sí el penalazo cometido a Higuaín en el Mundial del 2014… pero sin duda, los argentinos nos habríamos quedado sin la mano de Dios.

#vosqueopinas?

video

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

wp-puzzle.com logo